Close

Menores de 10 años no deben consumir bebidas deportivas rehidratantes

Bebidas están cargadas de minerales como el sodio y, a la larga, podrían causar daño en los riñones.

El verano es una época en la que los niños suelen realizar más actividad física, lo que puede provocar deshidratación. Ante esta situación, muchos padres optan por darles bebidas rehidratantes a sus hijos; sin embargo, expertos de EsSalud revelan que estos productos podrían dañar los riñones de los menores de 10 años.

La nutricionista del hospital Guillermo Almenara de EsSalud, Elizabeth Córdova, explicó que estas bebidas están cargadas de minerales, como el sodio y la glucosa, las cuales, en grandes cantidades y a largo plazo, pueden causar daño renal.

Asimismo, la experta en nutrición detalla que estas bebidas contienen altas cantidades de azúcar, llegando a superar los 30 g en una botella de 600 ml; esto rebasa la cantidad máxima de azúcar permitida en pacientes pediátricos, llegando a ser una bebida innecesaria en este grupo de personas.

Además, explica que las bebidas deportivas están diseñadas para deportistas adultos, que pueden perder grandes cantidades de minerales y glucosa en los entrenamientos de alta intensidad. En cambio, los niños no suelen perder tanta cantidad de agua y minerales, por lo que no necesitan estas bebidas.

Por otro lado, las bebidas azucaradas no aplacan la sed, y hasta aumentan la posibilidad de sufrir sobrepeso, obesidad y/o diabetes.

Bajas en calorías y altas en exquisito sabor

La nutricionista Córdova recomendó a los padres que, para hidratar a sus hijos durante el verano, opten por bebidas saludables como agua, agua de coco, agua de frutas o jugos naturales sin azúcar.

“Para este verano tenemos 7 opciones saludables, por ejemplo, Paraíso es una deliciosa receta hecha a base de agua de coco con trozos de piña. En casa podemos preparar la bebida Explosión del bosque, con trozos de fresa y granada, debemos triturar la fruta para soltar todo el sabor”, agregó.

Estas preparaciones duran hasta tres días en la refrigeradora y, además, podemos macerarlas de un día para el otro para que las frutas suelten todo su sabor. Recordemos que, el verano, trae consigo un clima sofocante que nos demanda una nueva adaptación no solo en la vestimenta sino también en la alimentación que debe ser liviana y fácil de digerir para evitar malestares.

Algunas opciones saludables son:

“Elixir de la alegría”: Agua de jamaica con trozos de uva y manzana.
“Chispeante sandía”: Agua de sandía con limón, menta y hielo.
“Fiesta en la playa”: Agua de uva y aloe vera.
“Sorbete de limón”: Agua de limón, menta y Hierba Luisa.
“Paraíso”: Agua de coco con trozos de piña.
“Explosión del bosque”: Bebida de granada, fresas y cerezas.
“Love on the Beach”: Agua de manzana, uva, piña, naranja, fresas y mango.

Estas recetas son fáciles de preparar y son una excelente opción para hidratar a los niños durante el verano.

EsSalud recomienda evitar la deshidratación prolongada, ya que puede generar un “golpe de calor”, es decir, la elevación peligrosa de la temperatura corporal, un efecto que puede ser potencialmente mortal y requiere atención médica inmediata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top