Close

¿Por qué es importante que las familias tengan una mochila de emergencia?

Minsa brinda recomendaciones para superar los primeros momentos de un desastre por el fenómeno El Niño.

El Ministerio de Salud (Minsa) reiteró su recomendación de alistar la mochila de emergencias en salud, especialmente en aquellas familias que, entre sus integrantes, cuentan con pacientes diabéticos o hipertensos.

De esta manera podrán superar los primeros momentos de un desastre de proporciones, que con frecuencia afecta diversos servicios, como las boticas y farmacias, dificultando la adquisición de medicinas y otros productos sanitarios.

“Las personas diabéticas o hipertensas que reciben medicación diaria deben incluir en la mochila de emergencia en salud las dosis necesarias para tener una autonomía de por lo menos 24 horas”, recomendó William López, médico de la Dirección General de Gestión del Riesgo de Desastres y Defensa Nacional en Salud (Digerd) del Minsa.

El médico explicó que, en caso sucediera un desastre como un sismo, un huayco o la crecida de un río con las consiguientes inundaciones, en esa mochila el paciente deberá tener a la mano los medicamentos necesarios para mantener su tratamiento.

Estas sugerencias cobran mayor importancia debido a la temporada de fuertes lluvias, desbordes e inundaciones por el fenómeno El Niño, anunciado para las próximas semanas, especialmente en el norte peruano.

“Las medicinas deben guardarse en sus empaques originales y ser revisadas periódicamente para comprobar su estado y fecha de vencimiento, y reemplazarlas, de ser necesario”, precisó.

¿Qué debe incluir?

Una mochila en salud debe contener, por ejemplo, los pañales, tanto para niños como para adultos, según sea el caso, así como varios rollos de papel higiénico, alcohol medicinal y botellas personales de agua para beber, que también podrían ser empleadas en el lavado de manos.

William López aconsejó incluir una frazada ligera para abrigarse en caso haya un cambio brusco de temperatura, que podría afectar sobre todo a los niños pequeños y a los adultos mayores.

Otro producto que no debe faltar en la mochila es el bloqueador solar, que permitirá proteger la piel de los rayos del sol, evitando inflamaciones e incluso quemaduras de primer grado.

La mochila también debe tener un paquete de gasa estéril y vendas adhesivas de distintos tamaños, esparadrapo o cinta adhesiva de uso médico, curitas o tiritas adhesivas de distintos tamaños, una férula o tablilla, toallitas desinfectantes, jabón, gel antiséptico o desinfectante para las manos, agua oxigenada, unas pinzas y tijeras, guantes quirúrgicos, mascarillas y un termómetro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top