Close

Caso Solsiret: Poder Judicial aclara que sentencia fue objetiva e imparcial

Se ajusta a los principios de objetividad, imparcialidad, independencia y transparencia judicial.

La Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia del Callao señala que su decisión que confirma la sentencia de 28 años de prisión impuesta contra Andrea Aguirre Concha por el delito de homicidio calificado en agravio de Sosiret Rodríguez Aybar se ajusta a los principios de objetividad, imparcialidad, independencia y transparencia judicial.

Mediante un comunicado, dicha sala penal rechaza rotundamente las opiniones y apreciaciones, a las que califica de subjetivas, porque están fuera de contexto de los hechos y de la norma aplicable al presente caso.

Indica que, cuando emite un fallo, la sala, conformada por los Jueces Superiores Rene Eduardo Martínez Castro, María Jessica León Yarango y Nancy Carmen Choquehuanca, evalúa si los hechos y afirmaciones alegadas por las partes procesales, se corroboran con la actividad probatoria ofrecida y actuada durante el juicio.

Además, señala que la Sala Penal Superior ha confirmado la condena por el delito de homicidio calificado por ferocidad contra Andrea Regina Aguirre Concha, al haberse corroborado su autoría con las pruebas actuadas en el juicio.

Añade que la Sala Superior absolvió a Kevin Villanueva Castillo, por los delitos de homicidio calificado y feminicidio, porque no se logró acreditar, con prueba directa y/o indiciaria, su autoría para dar muerte a la víctima.

Explica que la intervención Villanueva fue posterior al hecho de sangre, con lo cual es autor del delito de encubrimiento personal y real, habiéndosele impuesto el máximo de seis años de pena privativa de la libertad, establecido en el Código Penal, para este delito.

De acuerdo a las investigaciones, Rodríguez Aybar fue asesinada el 23 de agosto del 2016 en un departamento ubicado en la avenida Colonial, en el Callao.

Se determinó que, luego de una gresca, Aguirre Concha golpeó a Solsiret con un objeto contundente en la cabeza, causándole la muerte.

Aguirre y Villanueva limpiaron la escena del crimen (baño y cuarto principal) y los restos fueron llevados a la casa de Andrea ubicada en el Rímac. Además, contrataron un servicio de cambio del piso alfombrado para ocultar el sangrado.

El tribunal determinó que Villanueva Castillo deberá pagar, en un periodo de dos años, 20 000 soles a favor de los deudos de la agraviada por “daño moral” y, en un interregno de seis meses, 6 000 soles al Estado.

La instancia judicial eximió a Andrea Aguirre Concha del delito de feminicidio, pero le confirmó la sentencia de 28 años de cárcel impuesta en su contra por la comisión de homicidio calificado a raíz de este caso que ocurrió en 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top