Mochilas escolares y los chicos: ¿Qué debemos saber?

Matemáticas, ciencias, lenguaje, inglés, historia, geografía o educación cívica, son solo algunos de los tantos cursos que los chicos llevan todas las semanas en el colegio. Pero el número de clases que toman por día también se refleja en la cantidad de libros, cuadernos y demás útiles que llevan en sus mochilas, algo que, a la larga, puede traer grandes consecuencias para su salud.

El quiropráctico Michael Stickloon advierte que un peso excesivo puede causar subluxaciones vertebrales, es decir, el desvío de algunas vértebras de la columna de su posición normal.

“En el caso de los chicos esto puede malograr la postura y causar problemas más serios como una escoliosis (una curvatura lateral de la columna vertebral). De adultos, estos problemas pueden ir avanzando y causar problemas como hernia discal, artrosis, entre otros”, nos comenta.

Para evitar llegar a este punto, el especialista Stickloon nos da algunos consejos:

  • El peso de la mochila no debe exceder del 10% al 20% del peso del niño. Por ejemplo, si pesa 30 kilos, su mochila debería pesar menos de 6 kilos, siendo lo mejor llevar un total de 3 kilos.
  • Cada niño o niña es diferente. Si en algún momento se queja que el peso es demasiado o anda con una mala postura, es indispensable bajar el peso que se está cargando. Podemos hablar con ellos sobre dejar algunas cosas en el aula del colegio o revisar que solo lleve el material esencial.
  • Si el colegio lo permite, la mejor opción es dejar de usar mochilas en la espalda y llevar una maleta con ruedas. Así los chicos dejarán de aguantar todo el peso para prevenir lesiones.
  • Para evitar problemas, es recomendable esperar a que el niño tenga 4 años para cargar una mochila.

Elegir la mochila adecuada también es fundamental para cuidar la columna de los chicos. No nos dejemos llevar por cuán vistosas puedan ser y enfoquémonos en la practicidad que puedan tener. Busquemos una mochila que tenga tiras gruesas que abarquen gran parte de sus hombros, que no exceda en tamaño de su torso y que incluya un cinturón ajustable a sus cinturas.

El doctor Stickloon también nos recomienda estar atentos ante cualquier anormalidad que observemos en los chicos.

“Si anda con mala posturauna cadera o un hombro más alto que el otro, si tiene un desvío en la espalda cuando está parado, necesita ser revisado – nos dice –. Si se quejan de dolores, eso no es normal. Aun si no hay ningún defecto en la postura, es recomendable hacer una revisión porque puede ser un problema oculto”.

Tomemos en cuenta estos puntos y practiquemos siempre con el ejemplo.

Fuente: Canal Ipe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *