¿Por qué es importante el gateo en los chicos?

Desde que nacen, los bebés están en desarrollo continuo. Explorar el mundo que los rodea es parte de ese proceso. ¿Sabías que el gateo es una gran forma  de empezar a hacerlo?7

En esta nota de Chicos IPe, el pediatra Gustavo Rivara nos contará cuáles son los beneficios de esta actividad, que no debe parar por la pandemia. ¡Presta atención!

“Los niños empiezan a gatear alrededor de los 8 y 11 meses. Algunos lo hacen antes y otros después. Eso no tiene mayor importancia. Hay que recordar que cada uno  prende a su ritmo”, explica el especialista.

Que también menciona que un gran error de los padres es poner a sus hijos bajo abajo para que se inicien más rápido en el gateo. En realidad, para que los chicos empiecen a gatear, debe existir la necesidad de resolver un problema.

“Imaginemos que un niño ya aprendió a sentarse y usa sus manos para explorar todo. Imaginemos ahora que quiere algo que está más lejos y nos mira y se los damos. Si eso pasa, estaremos bloqueando su capacidad de buscar una solución.”, dice.

¡Eso quiere decir que lo mejor que podemos hacer es permitir que consiga por sí solo los objetos que quiere! 

Lo primero que hará si ve que nadie lo va a ayudar, es poner sus dos manos al costado, girar y después de un par de maniobras, logrará ponerse en cuatro puntos de apoyo y finalmente avanzará. 

Ojo: este proceso puede tomar varias semanas, pero cuando se dé, el pequeño logrará satisfacción por finalmente tener libertad de movimiento.

¿Cuáles son los beneficios del gateo?

  1. Uno de los principales es el fortalecimiento de los brazos y su respuesta ante las caídas. Eso significa que cuando aprenda a caminar, tendrá mejores reflejos.
  2. También ayuda a que desarrolle una imagen corporal más amplia: ahora podrá coordinar el movimiento de sus cuatro extremidades.
  3. Además fortalece el desarrollo de la articulación de la cadera y ayuda a formar su arco plantar.
  4. Pero lo más importante: le dará confianza y autonomía.

¿Cómo protegerlos de los peligros mientras gatean?

Cuando notes que ya empieza con sus primeros intentos, adelántate y gatea por toda la casa para identificar todos los peligros que puedas encontrar. Por ejemplo, un tomacorriente roto o un nido de arañas, el tipo de cosas que no notas cuando te mueves por la casa como un adulto.

Por otro lado, procura también extremar las medidas de higiene y no poner a su alcance, llaves, zapatos o ropa que hayan sido usados en el exterior. De esta manera tu casa se convertirá en un lugar seguro libre de cualquier virus que pueda interrumpir su normal desarrollo. 

¿Qué esperas para volver a la infancia y acompañar a tus hijos en esta hermosa etapa?

Fuente: Canal Ipe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *