Vamos a hacer deporte… ¡Todo el año!

Con la llegada del invierno, la idea de quedarse en casa bien abrigados y bajo capas de frazadas suena bastante tentadora. El descenso en las temperaturas y días con un menor tiempo de luz natural hacen que dejemos de lado una de las actividades más beneficiosas para el cuerpo: el deporte.

Durante el verano, buscamos actividades que puedan llenar la agenda de los chicos, lo que supone una buena oportunidad para dejar el sedentarismo e inculcarles un ritmo de vida activa y saludable, sin embargo cuando llega el momento de retomar las clases este, en muchos casos, parece desaparecer.

Antes de seguir es importante marcar la diferencia entre los términos de “actividad física” y “deporte”. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el primero hace referencia a cualquier movimiento corporal que demande un gasto de energía y que incluye actividades relacionadas al trabajo, el juego o la recreación. El deporte, por su parte, es un ejercicio físico que requiere de rutinas de entrenamiento que son llevadas a un nivel más competitivo.

Con esto en mente, conversamos con el Dr. Óscar Bravo, Coordinador Técnico Nacional del Instituto Peruano del Deporte (IPD) y nos dio detalles sobre el tema.

“Desde los 6 a los 8 años los chicos deben hacer actividades físicas y recreativas. Preferir juegos lúdicos a deportes competitivos ya que su estructura muscular no está del todo desarrollada. A partir de los 9 años, cuando el cuerpo ya está más formado, se puede iniciar la práctica de deportes tradicionales”, nos dice.

Deportes como el fútbol, básquet, boxeo o el taekwondo, por citar algunos, brindan una lista interminable de beneficios a los chicos. Muy aparte de mejorar su salud cardiovascular, también los ayuda a trabajar en equipo, les enseña a seguir reglas, desarrolla sus habilidades motoras e incluso contribuye en su autoestima seguridad frente al resto. Si es tan bueno, ¿por qué detenerlo en invierno?

Aquí te damos algunos consejos para seguir promoviendo este estilo de vida:

  • Llevar una buena alimentación: En los días de invierno, tener una alimentación adecuada es fundamental para reforzar sus defensas y evitar que alguna enfermedad entre en su organismo. ¡No olvides la hidratación! A pesar que el frío no los anime a consumir grandes cantidades de agua, intenta con sopa y jugos para no dejarla de lado.
  • Tener la ropa adecuada: El cambio de temperatura entre un ambiente u otro puede ser perjudicial para su salud. Cuida que siempre lleven una muda adicional de ropa a los entrenamientos para cambiarla por aquella que esté con sudor. Si la actividad se realiza al aire libre, no lo desabrigues y vístelo con camisetas delgadas de manga larga.
  • Ayudarlo en la rutina: El hecho de tomar clases deportivas no es excusa para dejar de lado las materias escolares. Es importante establecer una rutina junto a los chicos para que tengan el tiempo suficiente de hacer las tareas.Talleres hacia el final de la semana (jueves, viernes y sábado), podrían ayudarlos a sobrellevar la carga de estudio.
  • No todo es competencia: Déjalo que vaya a su propio ritmo y no le exijas más de lo que puede. Si es menor de 9 años, recuerda que tiene que tomar los ejercicios de la manera más divertida y liviana posible como salir a montar bicicleta o dar caminatas en los parques; ya cuando ingrese a una rutina más especializada, deberá hacerlo de a pocos para que pueda adaptarse y así pueda agarrarle gusto. 
  • Tener un seguro médico: La práctica de deportes no está excluida de sufrir cualquier percance. Ante una torcedura de pierna e incluso alguna fractura, podría ser útil tener un seguro médico para tener una cobertura media o total en el proceso de recuperación.

Como dato adicional, te contamos que el IPD tiene una serie de programas recreativos y deportivos a nivel nacional para chicos de 6 a 17 años. Todos son gratuitos y con la infraestructura adecuada. Puedes tener más información aquí.

¿Te convencimos? ¡En sus marcas, listos… a hacer deporte!

Fuente: Canal Ipe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *