5 preguntas (y respuestas) sobre el asma infantil

De acuerdo al Seguro Social del Perú (EsSalud)uno de cada cinco infantes sufre de asma en nuestro país siendo Lima, Callao, Chimbote, Chiclayo, Ica y Piura, las ciudades con más casos. Es por eso que hoy, en marco del Día Mundial del Asma, te contamos un poco más sobre ella y lo que debemos hacer para prevenirla o convivir con ella. Vayamos paso a paso.

¿Cómo definimos el asma?

El Ministerio de Salud (Minsa) la define como una enfermedad crónica que afecta las vías situadas dentro de los pulmones, lo que dificulta el paso del flujo del aire en los bronquios. Esta se caracteriza por ataques recurrentes de falta de aire o sibilancias (silbidos en el pecho), además de disnea (ahogos) y otros.

Si queremos ir al origen de todo, se ha confirmado que el asma tiene cierta carga genética. Según el doctor Alfredo Pachas, neumólogo y director médico del Instituto de Neumología Peruana, puede transmitirse de padres a hijos pero en muchos casos solo llega a desarrollarse al exponerse constantemente a la contaminación ambiental, ácaros, hongos y otros factores similares.

¿Cuándo debo preocuparme?

“En niños muy pequeños podemos sospechar cuando presentan una tos que no mejora por varios días o semanas o cuando tienen episodios de infecciones respiratorias constantes. El asma se caracteriza por una tos seca, pero si hay una infección, esta será con flema”, explica el doctor.

Asimismo, Pachas nos dice que es crucial conocer la historia de los familiares para encontrar diagnósticos de alergia o asma y, por supuesto, hacer seguimiento del caso con un médico especializado para dar con la medicación adecuada.

¿Afecta la vida de nuestros chicos?

El doctor Pachas resalta que todos los niños y niñas que padecen de asma son más propensos a infecciones respiratorias por virus o bacterias, por lo que es sumamente importante el uso de las medicinas preventivas que no solo calman una crisis, sino que también mejoran la respuesta ante estas infecciones.

Pero el impacto del asma va mucho más allá del sistema respiratorio. Los datos del Minsa indican que los chicos asmáticos también sufren de insomnio, fatiga, disminución de la actividad física y, por tanto, ausentismo escolar.

Día Mundial del Asma
Antes de tener una mascota, los niños asmáticos deben pasar por una evaluación que determinará si tienen una relación alérgica al animal.

¿Hay forma de prevenirla o mantenerla estable?

Por recomendación del doctor Pachas, podemos tomar las siguientes medidas en casa.

  • No tener peluches y, de hacerlo, lavarlos cada dos semanas.
  • No acumular cosas en la habitación de los chicos.
  • Mantener la habitación ventilada.
  • Trapear antes de barrer.
  • Lavar la ropa con frecuencia aún si está limpia
  • Evitar muebles y cortinas que atrapen polvo.
  • Usar ropa de algodón o sintética. Evitar prendas de lana o polar y, de usarlas, lavarlas regularmente. 
  • Tomar la medicación recomendada todos los días. No hay que esperar una crisis para hacerlo.

¿Y sobre los mitos que oímos?

Los mitos alrededor de este tema son muchos. El doctor Pachas nos ayuda a explicar algunos de ellos.

  • El inhalador es dañino: Los jarabes o medicinas tienen cerca de 1000 veces más cantidad de medicina. Cuando usamos inhaladores la medicina va solo al pulmón.
  • Ir a la sierra para curarnos: Los síntomas en lugares secos pueden mejorar, pero el contacto con cualquier otro ambiente húmedo los traerá de vuelta.
  • No deben hacer deporte: Solo cuando están en crisis, pero fuera de eso, es muy recomendable que practiquen deporte. Un asmático controlado y con la medicación correcta puede hacer de todo.
  • Prohibidas las mascotas: Algunos asmáticos son alérgicos a perros o gatos, pero no son la mayoría. Si el niño desea tener una mascota, es recomendable hacer un examen de piel (Prick Test). En caso sea alérgico y aún así quiere tener el animalito en casa, se recomienda una inmunoterapia que puede disminuir o desaparecer la alergia.

Es fundamental hablar con los chicos y chicas sobre su condición para que también tomen conciencia y asuman la responsabilidad de su propia salud. Recordemos que el asma es una enfermedad que no tiene cura pero con un tratamiento adecuado y diagnóstico oportuno, podemos sobrellevarlo de mejor manera.

Armemos un equipo y hagamos una gran fuerza común.

Fuente: Canal Ipe

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *