Close

Edificación lítica hallada en Apurímac sería un centro ceremonial de hace más de 3000 años

Habría servido para fines rituales, afirma arqueólogo Edison Mendoza Martínez

Hace unos días se informó del hallazgo de una edificación lítica en Apurímac. De acuerdo al arqueólogo Edison Mendoza Martínez, quien dirige el equipo de investigadores, se trataría de un templo ceremonial construido hace más de 3,000 años, contemporáneo a la cultura Chavín.

El sitio arqueológico fue descubierto durante labores de excavación arqueológica que se realizan en el distrito de Anco Huallo- Uripa, situado en la provincia de Chincheros, en Apurímac.

Al respecto, Edison Mendoza Martínez, docente de la escuela profesional de Arqueología e Historia de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga (Unsch), explicó que se trata de un centro ceremonial de forma rectangular unida a una escalinata y que habría servido para fines rituales; posiblemente como oráculo al cual lo denominaron Rurupa.

El proyecto de excavación fue autorizado por la Dirección de Calificación de Intervenciones Arqueológicas del Ministerio de Cultura con la resolución directoral N° 000453-2023-DCIA/MC.

Características

Mendoza Martínez detalló que el lugar consta de una plataforma rectangular, dispuesto de este a oeste, construido con bloques de piedra, donde la entrada cuenta con una galería, cuyo interior contenía una huanca huanca parada, la misma que era el oráculo principal.

Además, se descubrió una plaza hundida de forma cuadrangular de 20×20 m, la cual está unida a escalinatas por sus ejes cardinales. Todo un escenario preparado para una teatralización ceremonial.

Se sabe que por sus características arquitectónicas evidencia ser un sitio contemporáneo con la cultura Chavín (1000 a.C), 3000 años de antigüedad.

En tanto, por su planificación arquitectónica se trataría de un centro ceremonial religioso, un oráculo visitado por numerosas personas para consultar y solicitar.

“En aquel tiempo quedada atrás esta idea de una zona marginal y pobre de Apurímac; al contrario, era dinámica y compleja”, dijo Mendoza.

El sitio se ubica a 3191 msnm, en el actual pueblo de Uripa; es una meseta plana, emplazada al fondo de cerros altos. La meseta es bastante fértil, tierra orgánica con abundante agua en la que actualmente se cultiva el maíz y la papa.

Según los últimos estudios, en la región de Apurímac anteriormente no se habían registrado este tipo de sitios monumentales por diferentes investigadores, por lo que la presencia de Rurupa marcaría un antes y después de las investigaciones arqueológicas.

Asimismo, se informó que por este sector pasa el camino inka Qhapaq Ñan, que conecta Vilcashuamán- Ayacucho con el Cusco; al parecer, fue una ruta de paso obligado por los caravaneros prehispánicos.

Vale precisar que los estudios se desarrollan bajo la dirección de Edison Mendoza, en coordinación con el arqueólogo andahuaylino, Elder Sayago, y estudiantes de la escuela de Arqueología de la Unsch.

scroll to top